MASAJE TAILANDES.

Tiempo 90 Minutos.

Las técnicas del masaje tailandés se basan en que los músculos tensos disminuyen el flujo de energía. Cuando la energía del cuerpo es inmóvil, la rigidez y la inflexibilidad crean molestias y dolor.

En lugar de frotar y amasar, acciones que caracterizan otros tipos de masaje, el masaje tailandés utiliza estiramientos y movimientos de balanceo para apoyar la flexibilidad, mejorar la circulación y aliviar el dolor. También se incorporan las modalidades de acupresión, compresión muscular, movilización articular y trabajo energético.

BENEFICIOS DEL MASAJE TAILANDÉS

El masaje tailandés aumenta la circulación, lo que infunde los tejidos con nutrientes y oxígeno. Esto, a su vez, ayuda a su cuerpo a deshacerse del dióxido de carbono, las toxinas y los subproductos metabólicos. Es eficaz para revertir el proceso de envejecimiento.

El masaje tailandés puede aliviar el dolor crónico y los dolores de cabeza, y relaja el sistema nervioso simpático. Ayuda a aumentar (y mantener) la movilidad y flexibilidad de las articulaciones. También cultiva una sensación de calma y bienestar. . . ¡lo cual es genial para aliviar el estrés!

Este estilo de trabajo corporal viene a ser un yoga inducido por otra persona que te estira y coloca el cuerpo para que vuelva a su sitio. Es ideal para relajar los músculos y aliviar tensiones. También para personas sometidas a muchas horas en posturas estáticas o que necesitan reactivar el cuerpo por largas temporadas de reposo.

Mejora la postura, al estirar la musculatura y movilizar la columna es sus cuatro movimientos. Tonifica el sistema nervioso. Activa el sistema linfático. Incrementa la flexibilidad de la musculatura, fortalece los ligamentos y tendones. Evitando lesiones musculo esqueléticas. Mejora el riego sanguíneo. Regula los estados de ánimo, armonizando la conexión entre cuerpo, mente y emoción. Fortalece el sistema inmunológico.